Las estrellas de un hotel (I)

El otro día, cuando iba en el autobús de camino al trabajo, había un niño que le contaba a su abuela la estancia que su familia había tenido en un hotel de cuatro estrellas.

“Había de todo. Un bar, espectáculos… En las habitaciones había de todo, televisión…”

“Habrá que tener dinero”

“Sí… También había un minigolf, pistas de pádel y tenis…”

La conversación, que no deja de ser una mera anécdota introductoria para la cuestión de hoy, me hizo gracia por cómo el niño en cuestión hablaba del hotel, y citaba el hecho de cuatro estrellas como si fuera algo “grande”. Como si apreciara que hay “algo” diferente entre los hoteles a los que va habitualmente y el hotel en el que puntualmente se alojó su familia.

¿Qué es lo que define las estrellas de un hotel?

Desde que empecé a trabajar en el hotel Radisson Blu en Niza me pregunté cómo se definen, concretamente, las estrellas de un hotel. ¿Por qué digo esto? El número de estrellas establece la categoría de servicio ofrecida por un hotel. Sin embargo, no se trata de una clasificación absoluta, ya que por ejemplo hay hoteles de cuatro estrellas con spa o gimnasio y hoteles de cinco estrellas sin ninguno de esos servicios.

¿Quién define las estrellas de un hotel? 

De momento, la Organización Mundial de Turismo no ha terminado de establecer una clasificación única a nivel internacional. Por esta razón, es tarea de cada país el determinar qué criterios deben cumplir los establecimientos hoteleros para tener según qué número de estrellas.

En el caso concreto de España, se ha concedido a cada Comunidad Autónoma la responsabilidad para decidir esos criterios. Aparte de los criterios de calidad hay una serie de criterios mínimos generales en cuanto a seguridad, insonorización y transparencia de precios.

Así es como la Confederación Española de Hoteles y Establecimientos Turísticos describe los criterios en función de los cuales los hoteles tienen el número correspondiente de estrellas.

HOTELES DE 1 ESTRELLA

Habitación doble de 12 m2 mínimo, habitación individual de 7 m2 mínimo, cuarto de baño (baño ó ducha) de 3,5 m2 mínimo, calefacción y ascensor.

HOTELES DE 2 ESTRELLAS

Habitación doble de 14 m2 mínimo, habitación individual de 7 m2 mínimo, cuarto de baño (baño ó ducha) de 3,5 m2 mínimo, teléfono en habitación, calefacción, ascensor y servicio de caja de seguridad.

HOTELES DE 3 ESTRELLAS

Habitación doble de 15 m2 mínimo, habitación individual de 8 m2 mínimo, cuarto de baño (baño o ducha) de 4 m2 mínimo, teléfono en habitación, calefacción, aire acondicionado en zonas comunes, ascensor, bar y servicio de caja de seguridad.

HOTELES DE 4 ESTRELLAS

Habitación doble de 16 m2 mínimo, habitación individual de 9 m2 mínimo, cuarto de baño (baño y ducha) de 4,5 m2 mínimo, teléfono en habitación, calefacción, aire acondicionado en habitación, ascensor, bar y caja fuerte en habitación.

HOTELES DE 5 ESTRELLAS

Habitación doble de 17 m2 mínimo, habitación individual de 10 m2 mínimo, cuarto de baño (baño y ducha) de 5 m2 mínimo, teléfono en habitación, calefacción, aire acondicionado en habitación, ascensor, bar y caja fuerte en habitación.

Las diferencias son muy básicas ya que hacen referencia al tamaño de la habitación, a la presencia o no en la habitación de servicios como teléfono, calefacción, bar y caja fuerte en la habitación.

Pero además de lo anterior, la definición de la categoría de un hotel termina con el nivel de servicio que éste ofrece, no sólo con los puntos de venta ofrecidos (tal número de restaurantes, tal infraestructura deportiva, tal atracción para los huéspedes) sino con la forma de ofrecerlos (si se acompaña al cliente a la habitación, si tiene servicio de equipajes, si organiza transportes privados desde el hotel hasta estaciones de bus, tren o aeropuerto)

Determinar, pues, la calidad del servicio de un hotel y plasmar esto en un número de estrellas que va del 1 al 5 es complejo. Se tienen tantas variables en cuenta que las posibilidades finales son infinitas, pudiendo encontrar hoteles de tres o estrellas con multitud de puntos de venta diferentes (piscinas, pistas de tenis, minigolf o espectáculos para niños) y hoteles de cinco estrellas con un abanico de servicios más reducido (habitación y restaurantes)

Javier Guijarro Segado
www.hotelsbyjavier.com
fjavierguise@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s